portada

La producción de energía solar se reduce debido al aire contaminado

No comments

Todas las noticias que salen sobre la energía solar nos indican que es la adecuada para proporcionarnos energía limpia y además de ello sin contaminar. Los datos indican una rápida evolución y sus grandes efectos positivos. Como sabemos para que funcione los paneles solares deben de estar bien orientados y por supuesto limpios para que así puedan absorber una mayor cantidad de rayos de sol. Sin embargo como sabemos la contaminación del aire sigue siendo muy elevada y se a descubierto que además de perjudicarnos a nuestra salud, reduce la eficiencia energética de los paneles solares, porque bloquea el paso de la luz, según diversos informes.

En estos informes que se publican se afirma que además de los grandes problemas que puede generar la contaminación del aire en nuestros pulmones, tiene además otras consecuencias negativas, como por ejemplo que afecta al sueño, o que incluso limita la producción de energía de los paneles solares hasta un 35%.

panel_sucio

Un estudio publicado por un grupo de profesores de Ingeniería Civil y Medioambiental de la Universidad de Duke,  del Instituto Indio de Tecnología-DGandhinagar (IITGN) y de la Universidad de Wisconsin-Madison. Quisieron corroborar sus sospechas al ver la cantidad de polvo y suciedad que reunían algunos paneles solares de la India, y al limpiarlos, vieron que su eficiencia aumentaba hasta un 50%.

Además de India, China y la Península Arábiga, son los que más invierten en instalaciones de energía solar, pero también de los que más partículas y suciedad acumulan en el ambiente por sus altos niveles de contaminación, aunque el clima árido de algunas regiones tampoco ayuda.

Los investigadores observaron que, cuando la limpieza de los paneles era mensual, las pérdidas de energía oscilaban entre un 17% y un 25%, cifra que ascendía hasta el 35% si sólo se limpian cada dos meses.

isolar_header

Al tomar muestras de la suciedad, estas revelaron que estaba compuesta en un 92% de polvo y el resto estaba formado por partículas de carbono originadas por la actividad humana, que si bien son más pequeñas, bloquean más la luz, por lo que las pérdidas de energía son mayores.

Incrementar la frecuencia de la limpieza, recuerda el estudio, tampoco es una solución, porque los paneles pueden dañarse. Es evidente que nuestro modo de vida debe cambiar para así producir un nivel inferior de suciedad, con esto, además de cuidar más el medio ambiente también ayudaremos a que esta energía renovable siga mejorando.