portada_

Domótica ¿Apple, Google o…?

No comments

Todos los grandes en el mundo de la tecnología se han ido introduciendo en el mundo de la domótica y así haciéndose hueco para luchar por una posición. Apple entró hace tres años con su HomeKit y hace un año Google se introduce con su propio proyecto llamado Brillo. Pero existe un competidor con el que ni Apple ni Google contaban… ¡Amazon! La compañía fundada por Jeff Bezos ha lanzado el primer altavoz para el hogar que integra en su interior a un asistente virtual, su nombre es Amazon Echo. La parte del producto encargada de darle humanidad es Alexa. No sabemos a ciencia cierta cuantas unidades se han vendido pero hay algunos estudios que afirman que se han llegando a vender 5 millones en dos años. Pero a pesar de los rumores Amazon sigue escondiendo sus cifras oficiales.

feature-smart-home

El resultado que si podemos obtener y saber es que todos aquellos que lo tienen están contentos con él. Debemos de saber que a día de hoy está disponible únicamente (y de un modo oficial) en EEUU, Reino Unido y Alemania. A pesar de esto Amazon ha sabido jugar bien sus cartas y las habilidades de Alexa pueden dar a cabo alianzas con otros fabricantes para llevar a su asistente personal a otras partes como pueden ser: frigoríficos, routers, robots, smartphones, lámparas… Todo esto comienza a recordar a las apps de Apple.

feature-app2

¿HomeKit de Apple o Amazon Echo?

Esta es la pregunta que los grandes fabricantes interesados en la domótica se están realizando continuamente. Además de diversos factores uno que les influye de un modo cercano es la integración de su producto en la domótica que ofrecen estas empresas. En este caso Amazon Echo lo realiza de un modo mucho más simple y rápido que Apple.

Amazon Echo está acelerando su integración con productos domóticos a una velocidad que lleva a muchos a pensar si Apple está haciendo lo correcto con HomeKit. Amazon solo exige el envío del código de software y el testeo de un producto domótico en un laboratorio ajeno para ganarse la certificación de “Funciona con Alexa”. Una estrategia que está atrayendo a numerosos fabricantes interesados.

Apple sin embargo, obliga a los fabricantes a colocar un chip específico, enviar productos de prueba a Cupertino y, ahora, que se fabriquen en instalaciones certificadas para recibir la etiqueta de HomeKit. Todo ello no solo encarece el precio de los productos compatibles sino que además alarga el proceso de salida al mercado.

Veremos que sucede finalmente y cual de los dos gana la batalla en el campo de la domótica… ¿O quizá llegue un nuevo competidor?