portada2

Domótica – Todas las claves

No comments

Hemos hablado mucho de la domótica y de sus ventajas, de si resulta posible ahorrar de verdad con ella y todos nos preguntamos … ¿Puede una instalación domótica permitir ahorros en la factura energética del hogar u oficina? Lo cierto es que sí, hoy en esta entrada de nuestro blog os hablaremos sobre ello.

livingroomautomation-1024x698

Podemos encontrar en el mercado diferentes estadísticas y cifras que refuerzan a la domótica como un modo de ahorro. La cifras son contundentes en este sentido: se estima que sólo la instalación de un termostato inteligente puede generar ahorros que oscilan entre el 20% y el 30% de la factura energética a fin de mes. Este dato irrefutable ha alimentado lógicamente una mayor conciencia por parte del usuario sobre la importancia de invertir en dispositivos tecnológicos cuyo uso puede reducir el monto de la factura energética.

switch-949109_1920

Ahora os explicaremos como funciona esta tecnología en el consumo energético de nuestro hogar. Debemos de entender que la domótica no sólo proporciona un ahorro energético sino que también eleva el nivel de confort de la oficina o domicilio. Su funcionamiento es muy sencillo: automatiza los procesos de manera que ofrezcan un rendimiento óptimo para el usuario sin que éste tenga que intervenir activamente.

Por ejemplo, un sistema de iluminación inteligente hará que únicamente se enciendan las luces cuando sea necesario, basándose en dos principios: que haya una carencia de luz natural y que esté alguna persona ocupando el local o habitación. Para lograr esto podemos adquirir sensores de movimiento que de un modo sencillo crean este efecto. La iluminación puede ser un elemento muy evidente a la hora de relacionarlo con la eficiencia energética, pero también tenemos la calefacción y la climatización. Lograr una temperatura adecuada en el domicilio no resulta barato precisamente y representa casi la mitad de la energía que se consume en el hogar. Por ello cualquier esfuerzo sobre ello creará un considerable impacto en nuestra factura.

energy-167969_1920

Si situamos en nuestro hogar un termostato inteligente podemos generar ahorros de hasta un 30 %. Es posible que la instalación de un termostato inteligente no esté al alcance de todo el mundo, debido al coste de este producto y su configuración pero también encontramos alternativas más económicas. Un ejemplo son los adaptadores de enchufes-conectados, mediante los cuales podremos encender remotamente la caldera y configurar que esté apagada durante las noches o cuando no haya nadie en el domicilio. Se trata, en definitiva, de instalaciones de muy bajo coste y con un gran impacto en la factura energética del hogar u oficina.