portada_buena _solar

Smartflower POP, «girasol» fotovoltaico

No comments

El panel solar con forma de girasol abre la puerta al autoconsumo en España, con unas premisas iniciales ha sido creado este producto que puede mejorar hasta en un 40% el resultado de los sistemas tradicionales de paneles solares. El poder generar toda la energía que necesita una casa, un negocio o un pequeño colegio de manera eficiente y sin complicaciones técnicas. Bajo estas condiciones se ha creado Smartflower POP, una solución fotovoltaica inteligente con forma de girasol.

La clave está en su diseño. Inspirado en el movimiento de los girasoles, Smartflower sigue la trayectoria solar gracias a un sistema de control que permite que sus paneles móviles de 18 m2 se sitúen siempre en un ángulo de 90 grados con el sol, para recoger la mayor cantidad de energía posible. Y todo de forma absolutamente autómata.

 Teknautas Alexander Swatek, el fundados de Smartflower ha explicado: «Para hacerlo nos hemos inspirado en la naturaleza. Prácticamente ninguna otra planta aprovecha tanto la energía solar como el girasol. Nuestra meta consiste en hacer posible que sean las personas las que puedan generar su propia energía limpia para el autoabastecimiento de su casa, una empresa o una comunidad».

Su sistema de montaje es mucho más sencillo que el de las complejas instalaciones tradicionales. El aparato, que mide 2,65 metros de alto, se vende en una caja y es de fácil instalación. En menos de una hora  se puede tener enchufado a la red y colocado en una zona con acceso al sol para que despliegue sus paneles solares automáticamente.

Además de buscar la luz solar, es capaz de replegar en una primera fase sus paneles con rachas fuertes de viento superiores a 54 km/h. Si el viento supera los 63 km/h se pliega por completo para garantizar la máxima seguridad.

Smartflower ya está a la venta en nuestro país a un precio recomendado de 11.900 euros (sin IVA). Los paneles que lleva incorporados tienen una garantía de 10 años, mientras que la del inverter es de cinco años. Por su parte, la garantía del resto de conexiones es de 24 meses.